La distancia, la Patria y el dolor compartido*

Patricia Sambrano juega con su nieta en una carpa improvisada por familias que lo perdieron todo en Canoa, Manabí. AP/Rodrigo Abad) AP

Patricia Sambrano juega con su nieta en una carpa improvisada por familias que lo perdieron todo en Canoa, Manabí. AP/Rodrigo Abad) AP

* publicado originalmente en Cubanos Gurú

Por Eric Caraballoso Díaz

La distancia es como una herida silenciosa, como un golpe súbito. No reparas en ella hasta que algo, de repente, la pone dolorosamente frente a ti.

He seguido de cerca, lo más de cerca posible, las terribles noticias del terromoto en Ecuador, de sus réplicas y secuelas. De cerca, lo más cerca posible, pero no lo suficiente. Y duele.

Estoy, como uno delos millones de cubanos que vivimos en la Isla, a miles de kilómetros —no sé a cuántos, pero el dato exacto es ahora lo menos importante— del país de Eloy Alfaro y Oswaldo Guayasamín, de Jefferson Pérez y Rafael Correa. Y también a miles de kilómetros de los muchos cubanos que, por los más disímiles y válidos motivos, estaban allí cuando el sismo.Y como los demás cubanos que seguimos acá, me siento consternado con lo sucedido.

Entre los muchos cubanos de allá, tengo varios amigos. Buenos amigos. Gracias a las cercanías virtuales—las de Internet, Facebook y las zonas Wi-Fi—, supe rápidamente de ellos, incluso escuché la voz de alguno en una veloz llamada telefónica. Y gracias a Dios no les sucedió nada grave. A ellos. Pero pudo.

Imagino a los tantos y tantos familiares preocupados, a los tantos y tantos amigos pendientes, como yo, de aquel otro pedacito de nuestra Isla que se calienta con el sol ecuatoriano. Porque si aquellos son cubanos, compatriotas sufrientes, aquella tierra que pisan es también, de alguna forma, Cuba. Imagino y duele.

Un amigo de la Universidad me dijo alguna vez que la Patria también son los amigos. Dondequiera que estén. Ahora mismo no sé en qué lugar del planeta ha echado él sus raíces, pero allí, sea donde sea, también hay una parte de mi Patria. De mi Cuba cierta y personal. Como la sé en tantos sitios distantes de este mundo. Como la reconozco ahora mismo en Ecuador.

Gracias a las cercanías virtuales—las de Internet, Facebook y las zonas Wi-Fi—, he seguido al tanto de mis amigos en la mitad del mundo. Y también de otroscompatriotas que, por los más disímiles y válidos motivos, estaban allí cuando el sismo. Junto a ellos continúo lamentando la catástrofe, las incontables pérdidas, la muerte de quienes, como los tres médicos cubanos fallecidos en Pedernales, no tuvieron la suerte de sobrevivir.

Voluntarios buscan a sobrevivientes entre los escombros de un hotel destruido en Pedernales, Manabí. (AP/Dolores Ochoa)

Voluntarios buscan a sobrevivientes entre los escombros de un hotel destruido en Pedernales, Manabí. (AP/Dolores Ochoa)

Como muchos cubanos de la Isla, quisiera hacer más que estar al tanto. Que hablar por el chat con mis amigos, y enviarles mi abrazo y mi aliento. Quisiera, aunque fuera por un minuto, poder estar con ellos, acompañarlos en su pena y en su esfuerzo, en su empeño por levantarse, por ayudarse mutuamente, por auxiliar a los más necesitados. La distancia, esa herida silenciosa, no hace sino acrecentar mi impotencia.

Sé que hay otros cubanos, médicos y rescatistas, que fueron hacia allá en nombre de Cuba, de la Cuba de acá. A ayudar. A salvar vidas. Y lo agradezco.

Y sé, por lo que me toca y puedo, que intentaré seguir lo más cerca posiblede mis amigos, todo lo cerca que me permitan Internet,Facebook y las zonas Wi-Fi. Para hablar con ellos por el chat, para enviarles, al menos, mi abrazo y mi aliento. Cerca, lo más cerca posible, pero no lo suficiente. Y duele.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: