Amores perros (+vídeo)


Muñeco anda triste por los pasillos de la casa. Se le escucha un gemido peculiar, lloroso, mientras busca en el rostro y la compañía de los humanos, algún consuelo para su soledad.

Chupina, la perrita salchicha con quien tiene hace ya tiempo mucho más que un romance, ha sido condenada a prisión preventiva, con tal de que el can no vuelva a preñarla, como ha acontecido en los últimos lustros.

A estas alturas, su dueña quiere un Chau Chau para semental ¡qué antojo!: cachorros de nariz chata y lanudos son más vistosos que perros satos y ¡hasta se venden!, ha dicho, pero Muñeco confía en que su amada logre escabullirse y puedan copular, a la vista de los Homo Sapiens, como solo ellos saben hacerlo.

Al parecer, estamos en presencia de un episodio donde los motivos económicos son la causa del encierro y la historia del amor “imposible” vuelve a tomar fuerza. Habrá que joderse o podremos esperar un happy end luego de tanta “revoltura” y lamento perruno.

Quizá los protagonistas huyan, como en las radionovelas de época. ¿Podrá fugarse la salchicha? ¿Querrá que el Chau Chau la enganche? ¿Se sentirá a gusto sin su vacán? ¿Seguirá Muñeco llorando por los portales, mientras el olor de su hembra lo aturde?

Espere el próximo capítulo.

————————
Vea además: Muñeco y Chupina retozando

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: