La Tijera desde maternidad

Por Eric Caraballoso Díaz, “el 600”

Renace La Tijera, y con un filo… Tanto tiempo inactiva la estaba poniendo herrumbrosa, pero nada mejor que una buena noticia para motivar una afiladita a tiempo.

La buena nueva en cuestión llega desde Camagüey, la tierra de los redondeados tinajones y del peor equipo de softbol de la prensa. Y que conste que esto último no lo afirmo yo, sino la crítica especializada de Las Tunas, resentida aún porque los guerreros agramontinos le aguaron un pase a la semifinal varios campeonatos atrás. ¿Alguien se acuerda?

Para aliviar antiguos rencores, esta vez los protagonistas de la noticia son justamente una camagüeyana y un tunero, convertidos por segunda vez en progenitores felices. Daicar Saladrigas, alias Daiqui, actual directora del semanario Adelante, y su consorte desde la era UniversitariA, Leandro Pérez, alias Leo, webmaster del propio periódico camagüeyano, dieron a luz –sí, ambos, porque aunque la que pare es la madre, el padre también lo sufre, ¿no?- a otra hermosa niña de siete libras de peso.

Según nos reporta nuestro corresponsal tinajonero Matusalén Perdomo, los nombres de Beatriz y Alejandra eran manejados por la veterana parejita, lo que de asentarse en el registro civil confirmaría la vocación clásica de los susodichos cónyuges. Para quien no lo recuerde, su primogénita recibió el nombre de Claudia, igual que el emperador romano y la afamada modelo de apellido Schiffer, aunque a la pequeña ya le hayan endilgado el más populista sobrenombre de Lulú (1).

Entrevistado al conocer del nacimiento de la niña, de la segunda digo, el padre mostró su sonrisa más fotogénica y reafirmó su intención de armar un equipo de voleibol femenino si no llega el añorado varoncito. Fuentes no oficiales, por su parte, aclararon que la alegre mamá, aún roja por los trajines del salón de parto, declaró que hasta aquí las clases, lo que dejaría cortas a las novísimas Morenas del Caribe. Se espera un comunicado oficial al respecto. En cualquier caso, digo yo, ya tienen la parejita del voly de playa.

De acuerdo a la Comisión de Estadísticas del UniversitariO, la recién llegada es el quinto infante de la tropa periodística, pues antes habían visto la luz –ay, los lugares comunes de la prensa cubana- la hermanita mayor Pérez Saladrigas, la también fémina del comentarista internacional Itsván Ojeda, y los dos varones del trasatlántico de Moa, Yuniesky Luis Frómeta, alias el Mulato Alecera’o. Aunque, con las dos ausencias injustificadas de su padre a los encuentros realizados en Las Tunas y Holguín, los vástagos del moense corren el riesgo de ser excluidos de la lista. A fin de cuentas, esos dos lo más probable es que salgan peloteros. O peor, softbolistas.

Pero más allá de las exquisiteces estadísticas, el tema de la prole UniversitariA es algo que merece una atención particular. ¿Cómo es posible –se preguntan algunos que no identificaremos para no quemar la fuente- que sean apenas cinco los babies del equipo ex–UO, cuando más de uno de sus integrantes supera ya la temida barrera de los ta, y otros casi andan ya por ahí. ¿Serán los otrora redactores del periódico estudiantil responsables en parte de la disminución de la natalidad y el envejecimiento de la población en Cuba? ¿Cuál será el próximo, digo, la próxima, en romper el hielo, digo, la fuente? Estas preguntas bien podrían hacerse con el fondo de una música de suspenso.

Por eso, una sola Tijera se queda corta, y ¿quién ha visto una tijera que no corte porque se queda corta? Así que afilen la punta de los lápices y apréstense a responder algunas preguntas que en los próximos días le llegaran a los testimoniantes escogidos. Para los amantes de la metodología de la investigación, será una muestra aleatoria no probabilística (¿vieron?, estoy quema’o), así que como dice el refrán: “la suerte es loca y a cualquiera le toca”. No obstante, cualquier colaboración será bien recibida. Hasta entonces, ¡zas!, nos vemos en Face Book. Un abrazo.
———————
(1) De última hora supimos que la nueva bebé recibió el nombre de Beatriz. Bello nombre. ¿A qué nuevos Dantes le romperá el corazón la pequeña Pérez Saladrigas?

Nota del editor: “La Tijera” fue una sección del extinto periódico “UniversitariO”, fundado en abril de 1999 por un grupo de estudiantes de periodismo de la Universidad de Oriente, entre ellos el autor del texto, que tuvo a su cargo esta columna.

2 comentarios to “La Tijera desde maternidad”

  1. Genial, es hermosa la amistad que perdura… y es muy bella la Beatriz de Daicar y Leo, tiene dos hermosas princesas….o volibolistas…..

    Me gusta

  2. Tengo a bien informarles que uno de los miembros del equipo técnico del UniversitariO en su ultima etapa, el bayamés Carlos Gómez, también será papá dentro de tres o cuatro meses, aunque conocedores como somos del alto nivel de especulación del susodicho futuro padre, será mejor esperar a que nazca la criatura para ver si realmente este especimen bayamés tiene la propiedad de reproducirse… a falta de otras como el sentido del humor. La receptora de la simiente cespedista es la camagüeyana Diana, quien después de tropezar con Carlos en la universidad dice que aún siente los mareos, aunque quizás los confunda con el mal embarazo… (este bebé se anuncia como un diablillo)

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: