Un farolero en el mundo

Escrito por Laura María Hevia Genaro, estudiante de Periodismo.

Hay personas que se hacen notar más por sus palabras y actos que por su apariencia; son como esa brisa fresca que no se ve pero toca el rostro con ternura inigualable. También hay seres que sin proponérselo resultan extraordinarios, y tanto lo son, que no es ni siquiera su vida la más alegre ni su talento el más conocido.

Cuando escuché por primera vez hablar de Enrique Milanés León, fue en voz de una vecina en una parada. Sus referencias no se dirigían tanto al excepcional periodista que es, como al hombre sencillo, responsable y honesto que – como ella misma expresara- “no parece de esta época.”

“Mi niñez estuvo muy vinculada al mar e influenciada por el ejemplo de mi padre que era pescador. Desde pequeño me llamó la atención ir al barco de mi padre, al astillero donde trabajaba y disfrutar de esa cercanía del mar que enseña mucho y transmite una inigualable paz interior. Yo sueño con terminar mis días cerca del mar.”-responde Enrique cuando le pregunto por su infancia allá en el pueblecito pesquero de Santa Cruz del Sur. Su mirada se vuelve lejana, como encontrada con el pasado y aflora a mi mente otra interrogante:

-¿Qué personas constituyen en su vida ese faro de luz que guía su espíritu?

 Y como en un diálogo muy íntimo consigo mismo responde:

“ Esas personas son mis padres, dos seres completamente distintos que quizás no influyeron en mi formación intelectual directamente pues no tenían un alto nivel cultural y eran de pocas palabras, pero que en esos silencios que yo como hijo sabía leer, me enseñaron cosas esenciales como el respeto a los demás, a la familia, hablar solo lo necesario, la sinceridad, la sencillez, a observar y detallar la realidad para entenderla lo mejor posible; me mostraron dentro de la vida humilde pero honrada que lo esencial es lo que se encuentra dentro. Esta es la manera en que trato de educar a mi hijo para que crezca siendo cada vez una mejor persona.”

– Ser periodista es una misión que implica mucha responsabilidad y sacrificio. ¿Por qué esta carrera y no otra?

“Cuando decidí estudiar periodismo fueron muchas las personas que no me apoyaron y algunas ni me veían como periodista pues no soy muy aficionado al diálogo; pero es que el Periodismo para mí no es la profesión de los que hablan mucho sino de los que observan y dejan hablar. Es un arte creativo, como una ciencia comunicativa que tiene que despertar interés, curiosidad.”

– ¿Cuáles son los géneros periodísticos que prefiere?

“La crónica y el comentario porque dan más libertad, puedo ser yo mismo.”

Lo curioso es que nuestro periodista tiene sus propias Crónicas raras y otras redundancias, libro de textos de su vida y un poquito más, que se aleja del trato político y editorial de los medios para hacer un vuelo a un mundo de menos formalismo y de más espíritu, ese donde hasta un barbero de pueblo o una gota persistente que trajo la lluvia adquieren un valor significativo.

-¿Solo ha trabajado en la prensa plana?

 “Sí, aunque he colaborado en la radio, no creo tener las aptitudes ni para este medio ni para la televisión.”

– La mayor parte de su vida ha laborado en el periódico de la ciudad agramontina, Adelante, pero tuvo la experiencia de ser corresponsal por dos años en el periódico Granma. ¿Sobre esto qué nos podría comentar?

  “Granma me aportó mucha experiencia, en el reportaje principalmente, amistades, y bueno… trabajar en un medio nacional es siempre significativo, pero en cuanto al aspecto técnico y desarrollo periodístico me parece que Adelante tiene suficiente escuela para hacer de cada uno un mejor profesional.”

– En la vida casi siempre tenemos un patrón por el cual nos guiamos, una persona o ser especial que en los momentos difíciles nos dan aliento para seguir adelante. ¿Podría compartir con nosotros su opinión en cuanto a esto?

“Mira, yo en el plano muy personal creo en José Martí, soy un admirador de la obra martiana; nos muestra que de este material imperfecto que nos conforma se pueden crear cosa perfectas; no creo en Dios pero tengo fe en los creyentes”

– Enrique, existió una vez un farolero que se ocupaba de cosas ajenas a sí mismo, es uno de los personajes de un libro excepcional: El Principito. ¿Cree usted que debían ser las personas como este farolero?

“Ojalá fueran más los faroleros. Lamentablemente son demasiadas las personas que viven ocupadas de sí mismos y no se preocupan por los demás, se han perdido en gran medida los valores. Esto es un tema del cual se discute mucho y se hace muy poco; aún en nuestro país donde se forjan los principios de solidaridad y justicia están presentes los sentimientos de egoísmo, y la herramienta para cambiarlo no está ni siquiera en las lecciones de este excelente libro, sino en nosotros mismos, en el principito que todos llevamos dentro.”

Yo  buscaba una persona más que por popularidad social, por la grandeza de su corazón, y resultó que este hombre noble, de buena voluntad, parece tener algo más que un simple órgano latente en su pecho, es como un quijote de adarga al brazo, o más simple aún, como ese farolero que en su asteroide encendía su farol al universo, sin tener más razón que la de brindar su luz aún estando rodeado de estrellas.

2 comentarios to “Un farolero en el mundo”

  1. Lecciones de humildad por un maestro en el arte de ser humano. Un abrazo al Mila y gracias a… deja subir un momentico: ya, a Laura María por la iniciativa; a Luis Enrique no, vago, si fuera por el blog te declaraba yo no idóneo, prospecto de “avaible masscomunication ‘s worker”… a mi también.

    Me gusta

  2. Yanetsy Says:

    Me extraña mucho esta entrevista porque el entrevistado es de los que prefiere entrevistar sin preguntas. Por suerte, no hace falta que hable mucho sino que escriba. Es la mejor manera de conocerlo en cada diálogo suyo consigo mismo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: