Un vertientino en Girón

Veintinueve años tenía el soldado Plácido Juan Romero del Sol cuando lo sorprendió el sonido de una corneta, en el amanecer del día 17 de Abril de 1961.

Aquella madrugada ordenaron formación general, y a cada combatiente le entregaron unas doscientas balas, el doble del módulo que normalmente tenían en sus cartucheras, para disparar con el fusil FAL en caso necesario.

“Hay desembarco”, se rumoraba en la tropa, en la que también militaban otros coterráneos, quienes dejaron su improvisada Escuela para subir a los camiones que lo condujeron de Colón, en Matanzas, al entonces Central Australia.

“Vimos los efectos que causó la aviación enemiga, todo el tiempo arriba de nosotros, no nos dio oportunidad para organizarnos”, rememora este combatiente de Playa Girón que, luego de la invasión y por problemas de salud, no continuó en las Milicias de Tropas Territoriales.

“El hecho de que Fidel estuviera con nosotros ahí, figúrese usted, ¡el máximo líder!, cuando se supo que él llegó fue como un respiro, aunque todos los que estábamos ninguno estaba acobardado”

En esa epopeya, que echó por tierra el plan de invasión organizado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el gobierno norteamericano, participaron otros tres vertientinos: José Siles Sánchez, Eloy Rodríguez Zalazar y José de la Caridad García.

Plácido, que alcanzó los grados de Teniente Coronel, todavía sigue en pie de guerra como en aquella mañana de 1961, cuando escuchó la corneta, cuyo sonido aún lo mantiene despierto y alerta para cualquier combate.

Cuando le pregunté si los tiros de ahora eran para él la parcela, atender los hijos, la familia, Plácido despachó una ráfaga hacia mi: “no, no, periodista, los tiros míos ahora y siempre son defender la Revolución, combatir lo mal hecho y a todo el que esté en contra de Fidel, la parcela es una cosa secundaria”.

2 comentarios to “Un vertientino en Girón”

  1. Froilán Says:

    Esto es lo que pasa en Cuba, heroes anónomis caminan junto a ti, compran en tu bodega y tu no lo sabes, son sencillos, revolucionarios y CUBANOS

    Me gusta

  2. natalia Says:

    Vuelvo y te repito, tienes olfato de periodista, pericia, sabes muy bien sobre qué escribir. En ocasiones es como dice Froilán pasan a nuestro lado, hablamos con ellos, nos reímos con ellos y no sabemos que ellos son esa gran parte que nos cuidó, cuida y cuidará; porque una vez que somos nunca dejamos de serlo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: